Sindicatos: cuando los trabajadores se convirtieron en un medio y no en un fin

UGT

La actualidad, muchas veces, nos trae noticias de esas que nos cuentan el por qué de la realidad mientras desenmascaran la verdad, dejando al descubierto la peor de sus vergüenzas.

Desgraciadamente, en estos días, al descubierto ha quedado la gran farsa que hoy son los llamados sindicatos de clase, UGT y CCOO fundamentalmente, en nuestro país. Y no por culpa de unos trabajadores que creyeron en ellos como una herramienta para ser representados, ni mucho menos, sino por culpa de una clase dirigente sindical corrupta y egoísta que utilizó a esos mismos trabajadores como medio para servir a sus más que acaudalados intereses. Eso sí, puño en alto.

Desgraciadamente es ahora, cuando empiezan a salir a la luz toda la corruptela sindical, cuando una empieza a entender el porqué de tanta permisividad con ZP. No importaba que su gobierno socialista fueran el culpable de la destrucción de gran parte del tejido empresarial de este país (y con esto millones de empleos). No importaba que su gobierno socialista decidiera bajar las pensiones y los sueldos de los funcionarios. No importaba que su gobierno socialista hiciera malabarismos con el idioma y eludiera decir la palabra “crisis” a las claras. No, no importaba. Hizo falta que el país llegara a los 5.000.000 de parados para que los sindicatos salieran a las calles, y a juzgar por los hechos, parece que ya salieron por vergüenza torera y por cumplir el expediente.

También es ahora cuando empezamos a entender cómo siendo Andalucía la región con mayor tasa de desempleo en toda España no hay ni siquiera una manifestación similar a las que tantas veces han levantado estos mismos sindicatos “permisivos”, contra el Gobierno de Mariano Rajoy. O ya en clave regional, como en Madrid nos pasa lo mismo con los municipios gestionados por el PSOE, casualmente, donde debido a esta gestión socialista más impuestos pagan los ciudadanos. Pero aquí ellos tampoco están, ni tampoco se les espera…

Y es que tristemente hoy los sindicatos de clase en nuestro país se han convertido en un compendio de facturas falsas, de cursos de formación en el Caribe, de líderes que llaman a la revolución social y dicen comprender la realidad de los parados con un festival de relojes de altas marcas en su muñeca. De EREs  para los amiguetes que llenan de billetes, literalmente, los colchones de unos mientras saquean el fondo para los desempleados de otros. O de, recientemente, y esto ya si que es de traca, de realizaciones de informes a lo copia y pega de Google plagiando el resto a los “compis” de CCOO, eso sí… los 50.000 € por la ñapa no se los quita nadie.

Esa es la triste realidad de lo que desgraciadamente se ha convertido el panorama sindical en España. Esa es la triste realidad de los sindicatos de clase en el momento de la historia de España en el que más se les ha necesitado. Los trabajadores por los que luchan son los mayores damnificados de unos dirigentes corruptos que encontraron en la levantada de puño la manera de levantarle el dinero al contribuyente. El trabajador, tristemente es sólo un medio con el que lucrarse, nunca un fin.

¿De verdad los trabajadores españoles nos sentimos identificados con estos que dicen representarnos?

¿De verdad los trabajadores españoles nos merecemos esto?

Publicado el enero 28, 2014 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. José V. La Cave Ruperez

    Y mientras tanto hijos de dirigentes sindicalistas colocados en grandes empresas multinacionales a cambio de aprobar los Eres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: