La cruzada de Carrillo contra la libertad en la Universidad Complutense

Esta semana la noticia ha azotado los medios con especial virulencia, y no es para menos. El rector de la Universidad Complutense de Madrid, José Carrillo, ha decidido cerrar la actual capilla existente en la Facultad de Geografía e Historia ya que, supuestamente, este emplazamiento es necesario para utilizarlo como aula. La realidad es que tras este cierre se producirán seis más, los del resto de las capillas situadas en otras facultades de la Complutense. Donde Carrillo y sus decanos ven motivos de utilidad y de espacio, el alumnado no subordinado a la ideología de Carrillo ve un hecho más en la larga lista de la cruzada contra la libertad que el rector lleva acometiendo desde hace muchos años en la Universidad. La nomenclatura es dura pero no merece otra designación, ni otro nombre, Carrillo está realizando una auténtica cruzada contra la libertad ideológica de sus alumnos en la UCM. Hoy, consiste en cerrar un lugar de culto y rezo para los alumnos, la libertad y el libre ejercicio del culto parecen no estar bien vistos a ojos del rector.

pintadas proetarras ucm

 

Pero previamente hubo mucho más. Las pintadas y pancartas proetarras y de extrema izquierda en la universidad son una realidad tan cercana y pasmosa que animo al lector a interrumpir este relato y verlas por sí mismo en el buscador web. Amenazas de muerte, llamadas a la revolución, odas a los etarras… Y la cuenta sigue, al descalabro de la gestión de la propia universidad (véase caso “cadáveres de medicina, el sótano de los horrores de la Universidad Complutense“), se une la desatención y la desprotección más absoluta del alumnado que no piensa como el señor Carrillo y sus afines. A principios de año a unos miembros de una asociación estudiantil se les propinó una paliza, en el propio despacho de la asociación, por unos radicales de izquierda a los que la universidad permitió el acceso mientras prohibía la entrada a los efectivos de la policía. Meses después, la UCM abría sus puertas a una charla de un grupo proetarra. La organización que presido, NNGG Madrid, denunció los hechos y llamó a los estudiantes a no permitir que los proetarras entraran en la universidad. La respuesta oficial de la UCM; que se puede ver en su cuenta oficial de Twitter, fue pedir a esta organización que “no enalteciera”, evidenciando una vez más de qué lado parece estar la universidad. Y la historia continua en una universidad en la que la libertad de cátedra se ha tornado en adoctrinamiento ideológico. De esta manera, ayer se anunciaba que su ex profesor, Pablo Iglesias, será nombrado profesor honorífico a petición del rector Carrillo ya que, como este afirma, quiere contar con el líder de Podemos “de una forma u otra” dentro de la universidad pública.

 

Poco queda ya de ese legado de ilustres profesores que pasaron por las aula de la universidad como José Ortega y Gasset, Manuel García Morente, Luis Jiménez de Asúa, Santiago Ramón y Cajal o Blas Cabrera.Y así, en los últimos tiempos son muchas las noticias que están echando por tierra el histórico prestigio de esta longeva institución académica, asistiendo a una degradación continua de la “Complu”.

 

Resetea la UCM

 

Es Carrillo el responsable de haber centrado su mandando en un marcado proyecto ideológico, quizá como elemento distorsionador para así esconder su mala gestión y los graves problemas económicos en los que se encuentra hoy la universidad o quizá debido a no querer perder  el poder de la universidad en las elecciones del próximo año. Así las cosas, con este escenario no se puede garantizar la libertad en la Universidad Complutense de Madrid. Vemos como la actual dirección trata de imponer un modelo de pensamiento único, unas veces utilizando la fuerza física y otras desde los despachos con homenajes, profesorado politizado, y enaltecimientos ideológicos. Es momento de decir “basta”, de trabajar y luchar por unos centros académicos públicos donde se garanticen las libertades intelectuales e individuales, donde se respeten los derechos fundamentales de las personas, acabando con el adoctrinamiento y sectarismo que promueven los defensores del pensamiento único. La universidad ha de ser un lugar en el que se vaya a pensar y a descubrir diferentes formas de pensamiento por uno mismo, libertad, tolerancia y respeto mediante. Donde el alumno pueda edificar sus creencias sin que le marquen de antemano lo que debe de pensar o no. Sólamente así será un ciudadano libre y capaz, que pueda elegir su destino y el de la sociedad en la que desea vivir libremente. Por ello pregunto, ¿es esta la universidad que queremos? 

 

Puedes ver la campaña completa que bajo el nombre “Resetea la UCM” ha lanzado NNGG Madrid aquí.

Anuncios

Publicado el julio 16, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: